En nuestro recorrido por las playas de Reñaca y Concón nos encontramos con comentarios acerca de “una niña de ojitos claros muy apasionada, amante de las olas y el skate”.

Un sábado muy temprano tomamos nuestro equipo y fuimos, una vez más, en busca de amantes del deporte. Llegamos a la playa La Boca en Concón, era una mañana fría y cargada de nubes grises; a lo lejos divisamos a una niña acompañada de un surfista, quien se notaba que la apoyaba y guiaba en el aprendizaje del surf. Esperamos que se acercaran a nosotros y, ¡buenas noticias! eran ellos, las personas que buscábamos, estaban ahí frente a nuestros ojos. Capturamos algunas fotografías en las que quedaron plasmadas la valentía y las ganas de tomar y correr una ola, una y otra vez remaban en busca de la mejor. Hubo caídas, risas y porsupuesto la satisfacción de poder pararse en la tabla y lograr sentir correr una olita, fue genial, había ganas, se notaba entrenamiento y podía verse la voluntad de mejorar y superarse en cada movimiento.
Esperamos que se acercaran a la orilla de la playa para abordarlos y que nos contaran un poco de su historia. Hacía mucho frío y no pudimos tener una conversación más tranquila y relajada, pero acordamos juntarnos en el Skate Park Sausalito de Viña del Mar, lugar en que la pequeña Antonia practica su otro deporte favorito, el Skate.
Llegó el día de nuestra cita y ahí encontramos a Rodrigo Gutiérrez y a Antonia Gutiérrez, padre e hija listos para su práctica y dispuestos a darnos un tiempo para conversar.

Rodrigo, Padre de Antonia nos cuenta:

” Yo siempre he estado ligado al surf, y con Antonia todo se inicia a sus cuatro años, sintió curiosidad de entrar con una tabla al mar, porsupuesto yo la apoyé y entramos juntos, al inicio con una tabla para principiantes llamada Softboard, que es una tabla blanda para personas que se inician en el surf. Nos conseguimos un traje de agua y comenzamos nuestra aventura, quedé muy sorprendido, se puso de pie en la tabla muy rápidamente; de inmediato me di cuenta que esto no terminaba aquí, sólo era el comienzo de una tarea de acompañamiento y aprendizaje muy bonita junto a mi hija, que es todo en mi vida.
Ojo, no fue fácil. En una de sus sesiones de surf se pegó un buen pagón (la revolcó y hundió una ola) que la tuvo un tiempo con miedo, pero se pasó y volvimos al ataque, a seguir mejorando en el surf. Actualmente Antonia tiene ocho años, con cuatro de experiencia, practicando en invierno todos los fines de semana y cuando mejora el tiempo intentamos ir a la playa lo más posible, compatibilizando trabajo y deporte. Hace un tiempo mi hija sumó otro deporte a sus cortos ocho años, actualmente también practica skate, le encanta y es muy similar en algunos movimientos al surf “.
Cuéntanos ¿Qué significa para ti el apoyo de los padres en el desarrollo deportivo de un niño?
Es fundamental, todos sabemos que existe poco tiempo, pero los padres debemos apoyar, acompañar lo que sea necesario, debemos motivar, enseñar a perder miedos, nosotros los padres somos clave en el desarrollo de nuestros hijos. Otro punto importante es saber que ellos en algún momento crecerán y se alejarán de nosotros, es por esto que disfruto y aprovecho al máximo los momentos con ella, y quién sabe si este puede ser el primer paso para que sea una deportista profesional.

¿Algún mensaje a nuestros amantes del deporte?
Quiero dejar un mensaje a todos los padres: tengan siempre tiempo para sus hijos, con el tiempo los hijos se van. A los niños, cuando uno no les apoya, existe el riesgo que se vayan por un mal camino, el apoyo y el acompañamiento constante son claves para el desarrollo de los niños en todos los ámbitos.

Antonia Gutiérrez Alarcón, la pequeña surfista y skater

Cuéntanos ¿Por qué te gusta tanto el surf y el skate y cómo comenzaste?
Hola, yo partí surfeando a los cuatro años, veía a mi papá. Un día nos metimos juntos al agua y me gustó mucho, lo encontré fácil. Como tenía cuatro años igual me dio un poco de miedo, pero con el tiempo tuve más confianza, siempre practico con mi papá, cuando estoy con él surfeamos todo el año, invierno y verano.
El surf me encanta, cuando tomo las olas, la sensación de cuando bajas la ola me hace sentir súper bien y no pienso en nada más, sólo en el surf.
Uuuuy, el skate también es súper entretenido, me gusta practicar en el Skate Park de Sausalito. El verano pasado tuve mi primera competencia en la playa La Boca de Concón ” Resaca Best Trick ” y tuve el cuarto lugar en la mini rampa.

¿Te gusta que tu papá te acompañe y ayude en el surf y en el skate?
Me encanta, mi papá es súper importante para mí, si no fuera por él yo no estaría surfeando ni andando en skate y estaría en la casa jugando a no sé qué. Él me regaló mi primera tabla de surf de fibra para mi cumpleaños, ahhhhh y la de skate también, me encantó. Practicamos casi todos los fines de semana y siempre me ayuda a tener confianza.
¿Algún mensaje para los niños que les gusta algún deporte?
Que tengan confianza, siempre alguien va a estar al lado de uno, el papá, la mamá, el abuelo, la abuela, algún familiar. También que sepan que de a poco van a mejorar y que tengan mucha confianza, yo un día me caí de la tabla, me puse un pagón gigante y dejé de entrar por un tiempo al mar, me daba miedo. Pero mi papá me dijo que es normal caerse y tener miedo, que con el tiempo y la confianza puedes hacer cosas que antes no podías, ahora no le tengo miedo a nada, sólo a los corales y a los tiburones.

¿Cuál es tu sueño Antonia?
Mi sueño es ser surfista profesional e irme a Hawái, aunque tengo dos miedos de irme, los corales y los tiburones, pero… ¡igual quiero ir! SL

3