Ya está en modo Tokyo 2020, pero antes le queda un intenso camino que recorrer y prepararse para el clasificatorio de París, en Mayo del 2020.

El 27 de Octubre del 2019 está marcado con fuerza en la carrera de Valentina Toro, ese día luchaba por ser la mejor del mundo, y lo logró estando en casa. Campeona mundial de karate sub 21 en la modalidad Kumite, categoría de -55 kilos. Ahora, solo ambiciona dar los pasos que le permitan estar en Tokyo 2020.

El camino no es fácil, pero sus ganas y fuerzas están puestas en aprovechar cada campeonato para ir creciendo, perfeccionarse aún más y madurar lo suficiente para estar en óptimas condiciones para la gran instancia en París, donde se verán las caras las mejores del mundo en la lucha por su cupo a Japón.

Itinerario Intenso

El campeonato más importante que tiene Valentina en los próximos meses, es el clasificatorio a Tokyo en Paris, en el mes Mayo. Por eso nos cuenta cuales son sus opciones:

“Una de ellas es por ranking, de lo que estoy súper alejada porque se unificaron las categorías de peso de cinco a tres. Por ejemplo, actualmente soy ranking 28 en la -55, pero como se unificó con la – 50, en el ranking olímpico quedé 80 y por ranking solo clasifican 2…Mi gran posibilidad es en el clasificatorio y no me miro en menos. En Santiago, peleé con las mejores, y me tocó con la actual número uno del ranking olímpico que tiene 9 años más que yo”, explicó.

Por eso, Valentina no para. En Enero tiene un campeonato serie A en Santiago y a mediados del mismo viaja al Open de París: “Estaré enfocada en participar en torneos serie A, donde hay más de 140 competidores y solo cuatro medallas. También participaré en Premier League, donde se encuentran los 50 mejores del mundo”, comentó.
El objetivo para ella en cada uno de estos torneos es sacar experiencia y sumar rondas y, si se puede, obtener alguna medalla, pero su prioridad está clara. Todo debe sumar al campeonato más importante: el clasificatorio a Tokyo en en el mes de Mayo.

Crecimiento Constante

El 2019 fue complejo para Valentina Toro. Sus viajes se intensificaron y le costó compatibilizar su entrenamiento con la universidad. “Es difícil enchufarse en los estudios cuando te está yendo bien y estás al 100% en el deporte. Incluso pensé en botar la mayoría de los ramos en el segundo semestre, porque quería enfocarme en el mundial juvenil, pero finalmente boté un ramo y me concentré en el mundial. Después, vino el estallido social y la universidad se fue a paro indefinido, por lo que estoy 100% dedicada al karate”, contó.

Al momento de esta entrevista, venía llegando de España, donde los resultados no fueron buenos, pero tal como ella dice “he ido creciendo desde el fracaso. El año pasado a los 18 años entré a la categoría adulta y me costó mucho que me fuera bien, incluso en algún momento pensé que mi debut era solo juvenil”.

El 2018 mientras ganaba todo en juvenil, en adulto era el contraste total y “todos los perdí en primera ronda” contó. Una anécdota fue su viaje a China, al que fue sola, sin entrenador, ocupando los recursos de una beca del COCH. “Quería que me fuera bien en la adulta. Llegué y perdí en primera ronda. Pensé…hasta aquí llegué”, recordó.

Así tuvo que reinventarse y seguir adelante. Siguió compitiendo y ganando los nacionales, hasta que llegó el viaje a Austria, donde nuevamente se autofinanció, dado que al no tener trayectoria en adultos, no contaba con recursos aún. La meta era clara, pasar de ronda, considerando los más de 140 deportistas que participaban.

Sin embargo, “comencé a pasar de rondas hasta la final, me enfrenté a las mejores del mundo y obtuve la plata”, y así revirtió la racha, el 2019 fue muy bueno. “He sido medallista de ligas mundiales dos veces, la plata en Austria y bronce en Santiago. Aparte fui medallista sudamericana”, resumió.

El 2020 es su último año en juvenil y desde ahí estará enfocada solo en la adulta: “He crecido y madurado en mis combates, por lo que espero buenos resultados”.

Sus Inicios

“Empecé en el karate porque era muy hiperactiva, los doctores le decían a mis padres que me dieran ritalín… era muy desordenada en el colegio, aunque me iba bien y tenía buenas notas, pero por algún motivo me daba por pegarles solo a los hombres”, contó entre risas.

Así fue como decidieron inscribirla en karate, deseo que también tenía su padre, por lo que ambos comenzaron a entrenar en un dojo en Avenida Matta. Era un panorama padre e hija. Incluso su padre se transformó en un exponente y medallista de Parakarate, obteniendo un bronce en 2018.

“Era floja, encontraba que era deporte de hombres, hasta que llegué al CEO a los 9 años, donde la entrenadora era mujer y habían muchas más niñas de mi edad, lo que me comenzó a motivar”, relató.

Pero sus inicios no fueron buenos. Fue a sus primeros regionales a los 12 años, sin resultados, e incluso sentía que era “nula para el karate” y ahí su entrenador actual, Cesar Tolosa, la guió y motivó. “Si bien tenía las condiciones y pateaba bonito, no me esforzaba y era floja… el esfuerzo supera al talento. Uno es 99% esfuerzo y 1% talento”, recordó como uno de los hitos claves en su historia.

Desde ahí “me motivé, decidí dedicarme y hacerme profesional. A los 12 años me puse las pilas, venía todos los días, y a los 13 me invitaron a entrenar con la selección”. Y así fue como surgió una oportunidad, pues cuenta que una niña de más 45 no viajó para un torneo “y le pidieron a mi papá y a mi entrenador si podía pelear en esa categoría, siendo que yo estaba en la más 40. Yo dije que sí, que subía de peso, y finalmente viajamos al sudamericano donde gané bronce”, contó .

“Después vino el panamericano que tuvo que ser financiado por mis padres. Ahí gané mi primer panamericano juvenil con 13 años. Me sentía muy bien, porque durante un año y medio nadie me conocía, entrenaba y lloraba. Por lo que cuando gané fue mucha emoción”, señaló.

Ya siendo seleccionada todo cambia, comenzó a contar con recursos para los viajes y “comencé a ganar todo y hasta ahora ya llevo 6 panamericanos ganados, que es el logro máximo del karate chileno…Soy hexa campeona de panamericano y ahora campeona mundial”, resumió.

3