Los seleccionados nacionales, a través del Comité Olímpico, quisieron aportar a la seguridad de quienes ayudan en Centros de Salud Familiar, Casas de Acogida para personas en situación de calle y Centros de Rehabilitación de Adicciones, entre otros servicios a la comunidad.

Con mochilas repletas de mascarillas llegaron esta mañana los deportistas nacionales Camila Caram (Hockey sobre Césped) y Rodrigo Rojas (Karate) hasta las oficinas de la Fundación Cristo Vive, ubicada en la comuna de Huechuraba.

Los seleccionados nacionales fueron los representantes de todos los deportistas del Team Chile, quienes a través del Comité Olímpico quisieron ayudar con un hecho concreto para prevenir la propagación del Covid-19, donando 2.000 mascarillas a esta fundación.

El objetivo es que estos artículos puedan ser usados por los trabajadores, voluntarios y beneficiarios de Cristo Vive, entidad presente en diez comunas de Santiago a través de un Centro de Salud Familiar (CESFAM), residencias para personas en situación de calle y centros de rehabilitación de adicciones, entre otros servicios.

“Nuestros deportistas siempre se han sentido apoyados por todos los chilenos, y esta vez son ellos quienes quieren apoyar y ayudar a quienes lo necesitan. Por eso como Comité Olímpico recogimos su inquietud y estamos donando juntos estas 2.000 mascarillas, que sabemos serán de gran utilidad para que la Fundación Cristo Vive pueda seguir ayudando a la comunidad de manera segura”, explica Miguel Ángel Mujica, presidente del Comité Olímpico de Chile.

“Estoy muy emocionada y contenta por la solidaridad del COCH que nos ha traído estas mascarillas que son tan necesarias para nuestro servicio ya que nuestros recursos son pocos. Nuestros alumnos serán los más beneficiados con todo esto, también nuestros compañeros que trabajan en el área de la salud con nuestros pacientes, ya que estamos atendiendo a 23 mil personas en el Cesfam Cristo Vive. Trabajamos también con gente en situación de calle, con niños en jardines infantiles y con personas en rehabilitación. Para todos ellos esta donación es muy significativa”, aseveró la madre Karoline Mayer, presidenta de la Fundación Cristo Vive.

En tanto, Camilia Caram, capitana del Team Chile y de las “Diablas” del Hockey sobre Césped, se mostró muy contenta de poder hacer este aporte en nombre de todos los deportistas: “Estamos muy emocionados por esta donación de 2.000 mascarillas a una fundación que da grandes oportunidades -a mucha gente en situación de vulnerabilidad- de aprender oficios, para que así puedan salir adelante. Como deportistas del Team Chile teníamos muchas ganas de hacer un aporte en esta situación de emergencia sanitaria y poder hacerlo representando a todos mis compañeros deportistas, es algo que me llena de orgullo”, señaló la capitana de las “Diablas”.

* Más sobre la Fundación Cristo Vive *

La Fundación Cristo Vive nació en 1990 gracias a la iniciativa de su fundadora, la hermana Karoline Mayer Hofbeck, para dar continuidad a diversos servicios de apoyo a comunidades en extrema pobreza de Santiago, iniciados junto a numerosos colaboradores a fines de la década de los ́70.

Trabaja por la promoción humana en sus diferentes dimensiones: social, física, espiritual y material, acompañando a nuestros usuarios para que adquieran herramientas de superación y encuentren sus propios caminos de crecimiento.

Canalizan su labor a través de 21 centros en 10 comunas de Santiago en las siguientes áreas:

  • Salud Familiar y Comunitaria.
  • Personas en situación de calle.
  • Discapacidad adultos.
  • Rehabilitación de adicciones.
  • Educación inicial.
  • Formación laboral.

1