A los 14 años decidió cambiar los entrenamientos con pesas porque se veía demasiado flaco, y ya en el año 2019, después de mucho trabajo,
representó a Chile en los Juegos Panamericanos.

Cuéntanos de tu historia…

Desde pequeño disfruté mucho del deporte, practiqué artes marciales durante mi infancia, hasta el periodo universitario; siempre tuve acceso a un pequeño gimnasio de mi madre, con el que complementaba mis entrenamientos de artes marciales; por suerte, y sin mayores conocimientos, me alimentaba bien, y logré construir un cuerpo decente. Recuerdo que siempre estuve disconforme con la forma en que me veía, demasiado flaco y escuálido, quería cambiar eso, y estaba decidido a hacerlo.

Comencé a entrenar con pesas a los 14 años, pero como señalé, en un principio lo utilizaba como complemento a otras disciplinas, y no sabía como alimentarme. Finalmente, a los 20 años, y luego de mucho análisis, decidí optar por el gimnasio y dejar de lado las artes marciales. En aquella época estudiaba Derecho en la Universidad Austral de Valdivia (siempre quise ser abogado), y mi carrera no me permitía destinar tiempo a ambos deportes, esa decisión me llevó a rodearme de gente que entendía mejor que yo cómo debía alimentarse un deportista dedicado al Físico Culturismo (fue en esa época cuando conocí a Cristian Santibáñez, un gran amigo, quien me enseñó muchísimo a entender cómo funciona mi cuerpo y me ayudó a prepararme en cada uno de los campeonatos en los que me he presentado). Aprendí de ellos y comencé a experimentar distintos tipos de dieta y entrenamiento, comencé a entender cómo funciona mi metabolismo y qué debía comer realmente para lograr evolucionar como yo quería.

Lo que buscaba era un estilo de vida, quería lograr una vida equilibrada, saludable, que me permitiera vivir sano y fuerte por muchos años. Nunca busqué un cuerpo enorme, como los que uno se imagina cuando se habla de físico culturismo, nunca me pareció atractivo ni admirable conseguir un cuerpo así.

Finalmente, después de mucho aprendizaje, con los años de entrenamiento y dieta, comencé a lograr lo que quería, estaba terminando mi carrera el año 2014 y había logrado compatibilizarla perfectamente con este deporte. Ese año, gracias a la insistencia de mis amigos, decidí competir por primera vez, y así terminé de enamorarme de este deporte, sentí que estaba hecho para esto, y que realmente era un afortunado por haberlo tenido claro desde pequeño.

Luego de esa competencia, no he parado de competir, logré terminar mi carrera al día y posteriormente compatibilizar mi trabajo como abogado con el deporte, lo que ha sido muy difícil, ya que es una disciplina que requiere de mucho tiempo y organización, sobre todo con las comidas, hay que ser muy riguroso. Hubo momentos en que pensé en dejarlo por el estrés del trabajo y el escaso tiempo que tenía, pero finalmente, motivado por la gran pasión que siento por el Físico Culturismo terminé por hacer mi propio gimnasio abierto al público, al lado de mi casa, se llama “Gimnasio Olympo”, y en él entrenan muchas personas con distintos objetivos, a quienes en conjunto con mi familia apoyamos en este proceso.

En cuanto a tu carrera deportiva y tus mayores logros…
Sinceramente, creo que el mayor logro en mi carrera como deportista, es haber logrado cumplir todas las metas que me propuse, siento que logré el más loco de mis sueños (convertirme en atleta olímpico en un deporte que no era considerado deporte cuando comencé), he disfrutado la vida y he sido feliz. He tenido la posibilidad de influenciar a la gran mayoría de mis cercanos a llevar una vida saludable, y eso no tiene precio. Me parece que eso es más importante que cualquier competencia.

Ahora bien, en cuanto a los campeonatos…He competido muchísimo realmente, tantas veces que hace años que perdí la cuenta de mis campeonatos. Mis resultados han sido sobresalientes, ya que he logrado ganar el Campeonato Nacional (el más importante de Chile), cuatro veces como Men´s Physique, una vez como culturista clásico, una vez como Games Classic, y una vez en la categoría de culturismo abierto hasta 70 kgs. Además de haber participado con éxito en muchísimos campeonatos regionales en estos años.

Debido a mi buen desempeño en este deporte, sumado al hecho de que siempre me preparé de manera natural, sin uso de ningún tipo de fármacos, esteroides o anabólicos (lo que es extremadamente raro dentro de este deporte), logré hacerme conocido dentro del circuito. En ese contexto, el año 2017 se comenzó a potenciar la rama natural del Físico Culturismo con mucha fuerza, y este deporte comenzó a ser tomado mucho más en serio a nivel internacional, tanto así que se comenzaron a realizar campeonatos de nivel olímpico en que diversos atletas, de distintos países, compiten previo control de doping de manera totalmente natural, representando a su bandera. Por lo anterior, el año 2017 se creó dentro de la Federación Chilena de Físico Culturismo y Fitness (FECHIFF), un equipo “OLÍMPICO” que se encarga de representar a Chile en estos campeonatos. En cuanto se creó dicho equipo, y en consideración a mi condición de “atleta natural”, fui convocado por la FECHIFF para formar parte de él y representar a Chile en dichos campeonatos, formé parte del primer equipo olímpico que compitió en la historia de este deporte representando a Chile, logrando obtener en el Campeonato Panamericano (2017), realizado en Ecuador (Cuenca), el segundo lugar en mi categoría.

El 2018 competí en el Campeonato Panamericano realizado en la Ciudad de la Antigua Guatemala (Guatemala), solo un atleta chileno compitió en dicho evento, obtuve el 4to. puesto en mi categoría; el 2019 competí en los Juegos Sudamericanos de Playa, en Rosario, obteniendo el 2do. lugar en mi categoría, luego de eso fui reconocido como atleta olímpico por parte del Comité Olímpico, formando parte actualmente del conocido Team Chile.

Con esos campeonatos logré clasificar al Campeonato Panamericano de Lima 2019, obteniendo el 9no. lugar entre 18 de los mejores Atletas Naturales de América.

Qué opinas respecto del apoyo (del estado y/o particulares) a deportistas chilenos

Lamentablemente, en mi caso el apoyo ha sido nulo, salvo situaciones puntuales, en que mi federación me ha apoyado para poder viajar y marcas de suplementos que me han auspiciado a cambio de publicidad. Fuera de eso, el apoyo es nulo y no hay ninguna preocupación respecto de si me estoy preparando o no, de si me lesiono, nada, reitero que el apoyo es nulo. Es un tanto desalentador, porque se percibe ese “desamparo”, en el fondo estás solo, y fuera de tu familia o amigos, a nadie le importa si te preparas o no. Creo que lo anterior se debe a que, muy a mi pesar, el Físico Culturismo se ha visto mancillado y denigrado como deporte, gracias a que muchísimos atletas usan y abusan de fármacos, y además utilizan métodos extremos en sus dietas que evidentemente perjudican su salud. Es por ello que durante años ni siquiera se consideraba a esta disciplina como un “deporte”.

Soy optimista, creo que esa historia quedará en el pasado, en algunos años más muchos entenderán lo hermoso y los innumerables beneficios que tiene practicar el Físico Culturismo de manera natural. Es un deporte que principalmente trabaja tu voluntad y la fortalece a un punto extremo, se logra un equilibrio psicofísico que realmente te hace sentir realizado día tras día, y sé que en un futuro muchos lo van a entender, y en la medida que cada vez existan más atletas naturales, el uso de fármacos quedará relegado solo a aquellas personas que desean lucir un físico extremo, imposible de conseguir naturalmente.

Solo a modo de ejemplo puedo decir que mi carrera la terminé al día, sin reprobar ningún ramo, debido a que llevaba muchos años entrenando mi voluntad gracias al culturismo, en el fondo creo que cuando aplicas a tu vida los principios que aprendes con este deporte, el éxito está asegurado.

Ventajas y desventajas de ser deportista de regiones

Creo que la gran desventaja es que, como señalé, el apoyo es nulo, y por otra parte, estás lejos de atletas que practican el mismo deporte. La gran ventaja es que no se observa uso de fármacos, al menos no en mi gimnasio.

Agradecimientos…

A toda mi familia, por su apoyo constante; a mi madre, por ser mi inspiración; a Cristian Santibáñez, por enseñarme y guiarme por años en este proceso; a la FECHIFF, por confiar en mí y permitirme vivir momentos maravillosos representando a Chile; y a todas las personas que día a día me demuestran su apoyo y respaldo por las redes sociales.

CON MIRAS A SANTIAGO 2023

Al terminar Lima 2019 comencé a prepararme para Santiago 2023. Mi idea es trabajar y mejorar todos mis fallos para presentar un cuerpo totalmente simétrico, y hay tiempo suficiente para lograrlo.

0